Jardines para usar todo el año

Una pérgola por aquí, una celosía por allá, unas piedras, una fuente, un bambú… Y mucho más. Crear un jardín o terraza de revista no es tan fácil como parece. El desconocimiento puede convertir un espacio exterior en antiestético o poco práctico. Y si además se quiere estar a la última en decoración exterior, el proyecto se complica.

Para abrir boca. La madera no pierde vigencia pero comparte protagonismo con materiales sintéticos de muy fácil mantenimiento. Segundo plato. El jardín es para disfrutarlo todo el año. “Un ático en Madrid solo puede ser usado en primavera y en otoño. Hay que hacerlo habitable siempre, por ejemplo, con toldos que corran sobre pérgolas”, señala Roberto Román, de Un Jardín Para Mí, firma que presume del diseño de uno en 26 metros.

El cliente suele pedir una mezcla de estilos: zen, mediterráneo y minimalista. Dar vida a un espacio exterior pequeño, con proyecto incluido, parte de 6.000 euros. Si tiene desde 150 metros, parte de 12.000 euros. Aunque hay elementos que encarecen. Un toldo, por ejemplo, supone entre 2.000 y 4.000 euros. “El baremo es el de una reforma de interior, incluso más caro, porque los materiales son más nobles para soportar las inclemencias”, insiste Román.

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Comments are closed.